Etiquetas

viernes, 22 de mayo de 2015

Pasiones!

Estaba durmiendo hasta que sentí tu perfume en mi cuello, sentí tu mordida y me entregue a tus sabores, a tus instintos, a tus deseos sangrientos; corre la sangre en mi y me saboreo de sentir tu placer clavado en mi; me siento débil, sin fuerzas; me tomas entre tus brazos fuertes, me alzas pegándome a tu cuerpo, desnudas mi piel, mi alma; muerdes mi entrepierna, me quedo sin aire por el placer que explota en mí; penetra en mi tus encantos más prohibidos, me haces tuya, te hago mío, me das vida, luego me la quitas y quedo en tus recuerdos como una rosa encantada.